100 formas de mejorar tu escritura (4)

100 formas de mejorar tu escritura (4)

Seguimos con los consejos del libro “100 ways to improve your writing” de Gary Provost:

http://www.garyprovost.com/_i__b__font_size___1__100_ways_to_improve_your_writing___font_size__font_size__2_109049.htm

(4.2) Utiliza una oración temática

Una oración temática es una oración que contiene el pensamiento que se desarrolla en el resto del párrafo y es comúnmente la primera oración de un párrafo.

Decidir qué escribir en un párrafo y qué no será más fácil si primero escribes una oración temática. Por cada párrafo te debes preguntar: "¿Qué quiero decir aquí? ¿Cuál es mi argumento? ¿Qué pregunta quiero presentar?" Responde con una sola oración, la cual será tu oración temática. Si no incluyes esta oración en el párrafo está bien, de igual forma te servirá como guía. Cuando escribas los primeros borradores, pregúntate cómo cada oración de un párrafo justifica la oración temática del mismo. Si la respuesta es "No la justifica", entonces pregúntate qué otro trabajo está haciendo la oración en el párrafo. Si la respuesta es "Ninguno", elimina la oración.

Este error lo tengo que corregir muchas veces: un párrafo que trata varios temas. No, normalmente está mal: 1 párrafo, 1 tema; 1 oración, 1 idea. Uno (1) - uno (1).

(4.3) Escribe párrafos cortos

Tu escritura será más rápida y clara si escribes párrafos cortos. El lector agradecerá las pausas y el espacio en blanco. De esta forma también evitarás ambigüedades sintácticas, paralelismos, entre otros. Tus pensamientos estarán organizados de mejor manera y expresados con claridad. De esta forma, a ti y al lector les resultará más fácil ubicar declaraciones específicas.

Pero un párrafo no puede ser tan corto que solo tenga una oración, eso también está mal. Entonces, ¿cuál debe ser la longitud de un párrafo? Tomando que las oraciones deben tener entre 15 y 25 palabras, y un párrafo debería tener entre 3 y 6 oraciones, un párrafo debería tener entre 45 (15x3) y 150 (25x6) palabras. Claro, siempre es posible saltarse estos límites por necesidad, pero se deberían respetar la mayor parte del tiempo.

(4.4) Utiliza conectores

Un conector es una palabra o grupo de palabras que mueve al lector de un lugar a otro. El "lugar" podría ser la ubicación de una escena, un lugar en el tiempo o un área de discusión. La transición debe ser rápida, suave, silenciosa, confiable y lógica, y debería llamar un mínimo de atención.

Los conectores son importantes porque representan el paso a una "zona de peligro", donde corres el riesgo de perder a tu lector. El conector se utiliza para mostrar al lector la conexión entre lo que acaba de leer y lo que está a punto de leer, implicando la relación entre esos dos cuerpos de información. Estas son algunas conectores comunes:

  • Conectores de Tiempo: La semana siguiente..., En diciembre de ese año..., para cuando llegó Arturo..., Después del baile..., Veinte años después... 
  • Conectores de lugar: Al otro lado de la montaña..., en el monumento, Montana..., Mientras tanto, de vuelta a casa..., Cuando llegamos a la casa de Pedro..., En mi casa me di cuenta...
  • Conectores de contraste: En consecuencia..., De esta manera..., Por otro lado..., A diferencia de..., A pesar de… 
  • Otro tipo de conector o transición común se produce sin palabras, es decir, en el uso de espacios, como saltar líneas, iniciar nuevos capítulos, etc.

Los conectores son muy importantes en los artículos científicos para que no se pierda “el hilo” que conecta todo el texto del artículo, desde el principio hasta el final.

(4.6) Utiliza palabras de transición

Una palabra de transición es una palabra que se utiliza en un párrafo y luego se repite en la siguiente transición, mostrando cómo el escritor llegó de un pensamiento a otro, proporcionando así una conexión y unión entre las ideas.

Las palabras de transición se utilizan todo el tiempo para lograr conversaciones fluidas. Si tu amigo dice, "Vamos a recoger manzanas el sábado. Mi hermano Larry vive en California", te sentirás un poco perdido y ciertamente preguntarás “¿Por qué de repente hablas de tu hermano?". Por otro lado, si tu amigo dice, "Vamos a recoger manzanas el sábado. Mi hermano Larry y yo solíamos recoger manzanas todo el tiempo. El vive en California," la palabra "manzanas" te brinda un puente a través de los pensamientos de tu amigo, y logras entender sin dificultad.

Del mismo modo, en tu escritura puedes convencer al lector por medio de una conexión lógica entre sujetos mediante el uso de buenas palabras de transición.

Hay que crear puentes que conecten todas las partes de un artículo. Los puntos de conexión de los puentes son “puntos fuertes” y se logran con “transitional phrases” y “bridge words”. Cuando eso falla se crean puentes incompletos.

Sergio Luján-Mora