Avisos

Mercado de trabajo y seguridad social en tiempos de pandemia: estudios de caso en América Latina y Europa

La regulación del mercado de trabajo y el establecimiento de la seguridad social tienen una importancia decisiva para las condiciones de vida de la mayoría de la población. En los últimos decenios, las políticas fondomonetaristas de ajuste han cuestionado frontalmente las conquistas obreras que históricamente se habían plasmado en una serie de garantías legales para los trabajadores y en el establecimiento de elementos de salario indirecto y el salario diferido, en particular a través de la seguridad social.

En este sentido, un buen número de cuestiones concitan un elevado interés. Entre ellas, la discusión acerca de la regulación laboral y las distintas formas salariales, en particular durante la pandemia, cuando el desempleo y la precarización se extienden. Esto se concreta en aspectos como el teletrabajo, entre otras muchas formas de cuestionamiento de las condiciones laborales, que afectan en especial a ciertos segmentos de la clase trabajadora, como jóvenes, mujeres e inmigrantes, si bien se extienden cada vez más al conjunto de la clase. En torno a ello se despliegan toda una serie de efectos para la salud física y mental de la misma.

Ligado de forma directa a todo ello hay un plano específico, la seguridad social, que es objeto de privatización, desmantelando por tanto su condición de derecho, para convertirse en mercancía. Al respecto hay un amplio muestrario de experiencias, entra las que destaca la chilena, promovida por el capital financiero como referente, dado que gracias a la dictadura se liquidó en apenas siete meses, abriendo así plenamente esta actividad a lo que el propio nombre de capitalización individual indica, con el consiguiente impacto en el salario diferido que, de hecho, desaparece como tal.

Es importante en relación con todo esto el papel de los organismos internacionales, así como el de los sindicatos y movimientos en defensa de los derechos laborales y la seguridad social. Al respecto de todo lo cual existen un amplio campo de estudios de caso, en el conjunto de la economía mundial y particularmente en América Latina y Europa.

Las políticas mencionadas no son resultado de la casualidad, sino que expresan las necesidades del capital, ante sus dificultades de valorización. Justo hace cincuenta años, el 15 de agosto de 1971, el entonces presidente estadounidense Nixon declaraba la abolición de la convertibilidad del dólar en oro, revelando que la crisis ya estaba plenamente incubada. Se desmoronaba así el mito de una supuesta edad dorada del capitalismo, dado que la estabilidad de la economía mundial sólo era relativa, al asentarse en las condiciones excepcionales de la posguerra y el recurso a medios artificiales como el crédito masivo y el armamentismo, además de la colaboración de las direcciones de las principales organizaciones de la clase trabajadora.

Pero el ajuste no sólo no abrió un periodo de expansión, sino que contribuyó a agudizar las contradicciones de la acumulación capitalista, lo que desemboca en una nueva crisis, la que estalla en 2007-2008. Esta crisis no había quedado plenamente atrás, como el propio FMI reconocía de facto en 2017 y 2018, con la reiterada metáfora de las nubes en el horizonte. Se verificaba por tanto la existencia de una suerte de crisis crónica del capitalismo, en el sentido de la ausencia de soluciones de continuidad, a las sucesivas crisis, con la forma de periodos susceptibles de ser caracterizados como expansivos.

En marzo de 2020 la Organización Mundial de la Salud declara la pandemia de la covid-19. Junto a la devastación en la salud de la población, incluyendo ya cerca de cinco millones de muertes, la situación económica y social se agrava. De nuevo la crisis. La “versión oficial” atribuye su explicación a la pandemia, un factor supuestamente externo. No es así: no sólo porque la crisis nunca había dejado de latir, sino porque la pandemia y su magnitud —que no es el virus, sino su impacto— sólo pueden entenderse por la propia crisis previa y las políticas que la acompañaban (debilitamiento de los sistemas públicos de salud, precarización laboral, orientación de la investigación al lucro de corto plazo, etc.). Sin perjuicio de que la pandemia hace aflorar la crisis y la dispara.

Ante ello, gobiernos de distintos colores promueven, abierta o veladamente, políticas que cuestionan el pomposamente llamado “Estado del bienestar”, que en realidad no era más que el conjunto de conquistas obreras y democráticas arrancadas históricamente. Que sólo aportan un bienestar relativo, pues chocan con el límite infranqueable de la fuerza impulsora de la acumulación capitalista, que es la rentabilidad. De hecho, durante la pandemia hemos visto cómo el capital actuaba aprovechando la coyuntura como la ocasión de proceder a despedir y agravar la precariedad. Ahora, de nuevo arrecian ataques contra los sistemas públicos de seguridad social, bajo la tramposa coartada de un supuesto factor demográfico, que camufla las enormes posibilidades las mejoras en la productividad alcanzadas en los últimos decenios. En el horizonte el capital tiene la entelequia de la privatización de la seguridad social, que es en realidad su desmantelamiento.

La Revista Economía de la Universidad Central del Ecuador hace un llamado público al envío de artículos sobre esta temática, de acuerdo con las normas consignadas, en particular, aunque no exclusivamente, sobre los siguientes aspectos:

  1. Caracterización teórica de la regulación laboral, el salario indirecto, el salario diferido y la seguridad social.
  2. Cambios en los mercados de trabajo durante la pandemia: desempleo y precarización.
  3. Dinámica de la tasa de explotación, el salario relativo y la desigualdad económica de ingreso y riqueza entre clases.
  4. Teletrabajo y cuestionamiento de las condiciones laborales.
  5. Precariedad laboral de jóvenes, mujeres e inmigrantes y su extensión al conjunto de la clase trabajadora.
  6. Efectos de los despidos y la precariedad laboral en la salud física y mental de la clase trabajadora durante la pandemia.
  7. Experiencias de privatización/desmantelamiento de los sistemas públicos de seguridad social.
  8. Papel de los organismos internacionales (FMI, BM, OCDE, UE) en la imposición de las contrarreformas.
  9. Teoría y práctica de los movimientos en defensa de los derechos laborales y la seguridad social.
  10. Estudios de caso en América Latina, Europa y otras regiones.

Coordinador de dossier
Xabier Arrizabalo | Universidad Complutense de Madrid

Recepción de artículos
Hasta el 31 de marzo de 2022

Envío de artículos
A través de la plataforma OJS (es obligatorio registrarse como autor/a)

Publicación
Mayo de 2022

│INSTITUTO DE INVESTIGACIONES ECONÓMICAS (IIE) │
│FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS │UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR│